Actividades en Oviedo

Qué… ¿Aún no tienes claro dónde te vas a escapar? Ni te preocupes, tenemos la mejor receta para tus vacaciones. ¿Y si -por esas casualidades- te dijéramos que hemos pensado el destino ideal para ti? Sí. Para ti que buscas siempre lo más alternativo. Que no te dejas llevar por el tándem habitual de sol y playa. Para ti, que siempre quieres descubrir nuevas fórmulas. ¿Qué te parece si nos vamos al norte? Más en concreto… ¿Qué te parece si nos vamos a Oviedo? Sí, así como lo lees. En Blau Hotels for Holidays queremos proponerte 5 razones para visitar Oviedo esta temporada. ¿Preparado para dejarte convencer? 

Qué ver en Oviedo

 

  1. Una ciudad de cuento de hadas

Con estas palabras la definió el cineasta Woody Allen en su primera visita a la urbe. Y no solo porque Oviedo lidera el ranking de ciudades más limpias de España, sino porque sus cuidados edificios, jardines y plazas te acercarán a un ambiente decimonónico que, sencillamente, te cautivará. En un agradable paseo por el centro de la ciudad en el que por cierto, casi todas sus calles son peatonales, llegarás a la hermosa plaza de la Catedral, protagonista del libro “La Regenta”, de Leopoldo Alas Clarín. Allí podrás apreciar la cuidada arquitectura gótica de la Catedral y la magia que se desprende de todos los edificios que la rodean. Desde allí, podrás conocer la plaza del Ayuntamiento, el Campo de San Francisco, la transitada calle Uría, la estación de tren, el teatro Campoamor y la Iglesia de San Juan el Real. Un recorrido lleno de encanto que finaliza, por ejemplo, en la plaza del Fontán. Anfitriona del mercadillo de los domingos, esta plaza es famosa por su mercado de abastos, por su biblioteca y por los numerosos bares que se extienden a lo largo de todo el recorrido y que son la opción perfecta para saborear una refrescante “sidrina”. 

Qué ver cerca de Oviedo

  1. Un escenario de infarto

Que en Asturias el verde es el color predominante de todos sus paisajes lo sabemos. Pero esa mezcla pictórica de colores ocres, blancos, marrones, azules y rojos que inunda el alma forma imágenes dignas de colocar en la mesita de noche. Si eres un amante empedernido de la naturaleza, entonces Oviedo te sorprenderá de una manera muy especial. Para empezar, te recomendamos pasear por el Parque de Invierno y por el Parque de San Francisco. El primero es un gran pulmón que se ubica cerca de las afueras de la ciudad. Su extenso campo y caminos permiten a los paseantes realizar deporte, estirarse en el césped y tomar un refrigerio en el bar que se encuentra a medio camino. El Parque de San Francisco se encuentra en pleno centro de la urbe, y es la opción perfecta para disfrutar de un agradable paseo, sentarse en un banco entre los grandes árboles y relajarse viendo a la gente pasar. Otro gran enclave que sí o sí tienes que visitar es el antiguo palacio de Santa María del Naranco. Una joya arquitectónica y visual que se remonta al prerrománico y que se ubica en lo alto del monte Naranco, a las afueras de Oviedo. Por último, también te recomendamos que visites la parroquia de Priorio, muy cerca de Las Caldas, un gran atractivo turístico proveniente del románico que cuenta con amplios jardines y una fachada impregnada de hiedra. 

Qué comer en Oviedo

  1. “¡Venimos pa fartanos!”

O lo que es lo mismo, prepárate que vas a comer muy bien. Asturias es el paraíso de los platos caseros por excelencia. Y no solo eso, sino que aquí cuando pides comida en un restaurante te sacan hasta la perola -y si no, es que no son asturianos-. ¿Preparado para hincharte? ¡Pues toma nota! Lo primero que tienes que saber es que el cachopo no se comparte, y si lo compartes entonces “yes un babayu” -eres tonto-. Aquí o se viene a comer o mejor no vengas. Embutidos, quesos, bollos preñaos, carnes a la piedra, el “pixín” -rape-, fabada, fabes con almejas, pote, pastel de cabracho, pitu de caleya, arroz con leche, frixuelos… Y sidra. ¡Mucha sidra! Porque aquí la sidra se bebe de un trago y el mismo vaso se comparte entre muchos. ¡Y se bebe a todas horas! Así que si quieres ir de “chigres a chumar y comer” -ir de bares a beber y a comer-, te recomendamos que pruebes los de la Calle Gascona y los de El Fontán. Y si quieres un ambiente típico -pero muy típico- asturiano, dirígete hacia la zona residencial de Colloto y prueba cualquiera de sus llagares. ¡Te encantarán! 

PD- Si te dicen de “hacer una espicha”, solo pregunta la hora y el sitio y no te la pierdas por nada del mundo. 

Sidra típica de Asturias

  1. Los asturianos y “la folixa”

Llegamos a uno de los puntos más interesantes… Oviedo, y Asturias en general, te enamorarán por sus hermosos paisajes, la comida, la bebida, las actividades, la cultura… Pero como los asturianos…¡Como los asturianos no hay nadie! Quieras o no, si te sientes perdido siempre saldrá un guía espontáneo para recomendarte todos sus lugares favoritos o, simplemente, para darte conversación en cualquier chigre. Con ellos sentirás la calidez propia de estar en casa y, aunque están firmemente convencidos de que el resol pone moreno y tienen la capacidad de bañarse en el Cantábrico a 15 grados, lo cierto es que quien tiene a un asturiano tiene a un amigo para siempre ¡y es muy fácil conocerlos! Si te dicen “vamos de folixa” -vámonos de fiesta-, también intercambiable por “güey la entamamos” -hoy la liamos-, tú solo déjate llevar. En septiembre se celebran las fiestas más importantes de Oviedo, las fiestas de San Mateo, que son todo un espectáculo de música, bailes típicos, shows, conciertos, artesanía y sidra, mucha sidra. También hay otras fechas reseñables en el calendario como el Martes de Campo, La Ascensión y el Antroxu, perfectas para mezclarte entre los locales, escanciar un culín de sidra y acabar “fartucu como un gochu” -lleno hasta reventar-. 

PD- Es probable que al hablar con un asturiano escuches de manera repetitiva un “ho”, la muletilla por excelencia. La usan para expresar sorpresa, miedo o enfado. ¿Que cuando significa una cosa o la otra? Es un misterio… 

Las Caldas Spa & Sport

  1. El mejor relax nada más llegar

Como el que te encontrarás en el hotel Las Caldas Spa & Sport. Si ya estás convencido para viajar a esta bella capital del norte, te proponemos alojarte en uno de los mejores hoteles en Oviedo. En él, te encontrarás con un hermoso escenario natural en plena campiña asturiana perfecto para cerrar los ojos y dejarse llevar por un entorno rural que respira historia, naturaleza y cultura. Este alojamiento forma parte del resort Las Caldas Villa Termal y está considerado como el mejor resort de deporte, turismo activo y spa de toda España. Aguas termales, spa, centro de bienestar, centro deportivo, área de belleza, rutas guiadas… Una excelente opción para dormir en Oviedo y regalarte un capricho lleno de exclusividad en un hotel diseñado especialmente para hacer todos tus deseos realidad. Consulta las ofertas del hotel Las Caldas Spa & Sport y cuídate como te mereces. ¿Le damos una oportunidad? 

Descubre Oviedo con Blau Hotels for Holidays

Share: